Una escuela que forma lideresas

La Asociación de Mujeres de Juntas Parroquiales Rurales del Ecuador – AMJUPRE trabajó en la  llamada “Escuela de lideresas”, la misma que ha permitido que mujeres se formen y capaciten para una mejor gestión local y un efectivo ejercicio de sus derechos, a través de los temas de:

– Desarrollo personal: Identidad, autoestima y liderazgo.

– Equidad: Equidad de género, ruralidad e igualdad de oportunidades. Formas de violencia.

– Marco jurídico y legislativo; derechos políticos, participación ciudadana e incidencia política.

– Planificación y Gestión Local: Gestión pública y desarrollo local; planificación para el desarrollo social y económico; manejo de presupuestos y responsabilidades fiscale.

– Comunicación: Discurso Político; Manejo de medios de comunicación social.

– Uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

En estos encuentros han participado alrededor de 150 mujeres de la sierra, costa y oriente del país,

En la ciudad de Quito se capacitaron participantes procedentes de las provincias de Pichincha, Carchi, Imbabura, Esmeraldas, Cotopaxi, Tungurahua y Santo Domingo. En el Puyo, las provincias de Pastaza, Sucumbíos, Orellana, Napo, Morona Santiago y Chimborazo. En Guayaquil, las provincias de Guayas, Los Ríos, Azuay, Santa Elena, Manabí y Bolívar. Y desde agosto también en Loja se podrán capacitar participantes que porcedan de: Loja, El Oro, Azuay y Zamora.

En este proceso han sido muy importantes las alianzas estratégicas, amigos y colaboradores, que han aportado al proceso en calidad y efectividad. Es así que se agradece a Paz y Desarrollo por el apoyo en el proceso, la Junta de Castilla y León como principal financiador, Ágora Democrática por sus aportes, y a la Fundación Telefónica en Ecuador que nos ha cedido las Aulas Telefónica en Quito y Puyo, lo cual ha permitido desarrollar de manera muy positiva y en unos espacios muy acogedores y adecuados, las sesiones de capacitación en TIC. Además a la red InfoDesarrollo, de la que son parte, por la buena disposición y el enlace entre AMJUPRE y la Fundación telefónica.