PORTA podría perder su concesión

Hasta los primeros días de diciembre próximo, Porta deberá solucionar los problemas que ocasionaron la falla el pasado 25 de septiembre y dejó sin el servicio de voz y mensajes a unos 5 millones de abonados de esa operadora.

Si en ese plazo Porta no realiza las modificaciones necesarias en su sistema de telefonía, la Senatel iniciará el trámite para dar por terminado el contrato que esa operadora tiene con el Estado ecuatoriano hasta el 28 de agosto del 2008.

Así lo afirmó el titular de la Secretaría Nacional de Telecomunicaciones (Senatel), Jaime Guerrero, al indicar que durante esta semana esa entidad notificará a Porta de la resolución adoptada por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Suptel).

Paul Rojas, titular de la Suptel, aseguró que se hizo tal pedido a la Senatel luego de comprobarse que la falla del pasado 25 de septiembre se debió a una negligencia de la operadora y no a un caso fortuito como argumentó Porta.

Rojas precisó que en tres ocasiones anteriores Porta ya presentó fallas en la plataforma de pre pago Tecnomen. “Se han presentado por cuatro ocasiones durante el 2007”, dijo el funcionario.

Según los reportes de la Suptel, las fallas en esa plataforma sucedieron los días 18 y 20 de enero (se dañó uno de los doce discos duros que conforman la base de datos de la plataforma); el 12 de febrero (se presentó un problema en el proceso de respaldo de la base de datos de la plataforma pre pago) y el 25 de septiembre.

“Por negligencia la compañía Conecel (Porta) no arbitró todas las medidas necesarias y suficientes para garantizar la continuidad del servicio”, dijo Rojas, al precisar que la operadora deberá instalar una nueva plataforma para los abonados pre pago.

El titular de la Senatel aspiró a que Porta solucione su problema en los 30 días, y garantizó que el servicio no se interrumpirá para los clientes si es que la decisión final es dar por terminado el contrato.

Operadora cuestiona a Suptel

Porta cree que hay una clara intención de perjuicio a sus intereses con resoluciones como la de la Suptel, que solicitó la suspensión de su contrato de concesión.

Tras la explicación técnica, la empresa apunta a su sensibilidad indicando que la resolución afecta a más de 30 mil familias cuyos ingresos dependen de Porta.

Daniel Bernal, director jurídico de Porta, señaló que la posición de la Suptel carece de fundamento legal. "Bajo ninguna circunstancia tiene competencia para ordenar la terminación unilateral del contrato de concesión suscrito entre Porta y el Estado", dijo Bernal al descartar que su representada haya incurrido en causal que motive la terminación del mismo.

"Es la Secretaria Nacional de Telecomunicaciones a quien correspondería iniciar dicho trámite", remarcó. "La Senatel tendrá que revisar cual es el proceso de validación", añadió.

Dijo que Porta jamás suspendió su servicio el pasado 25 de septiembre, donde hubo un caso fortuito cuyos inconvenientes se derivaron por una inusual cantidad de tráfico de voz y mensajes escritos de clientes prepago, y aseguró que no hubo negligencia.

Fuente: Diario La Hora

Los comentarios están cerrados.