Ley de Comunicación: voces a favor y voces en contra.

Ley de Comunicación: voces a favor y voces en contra.

Ley de Comunicación: voces a favor y voces en contra.

11 noviembre, 2013 0 comentarios

Análisis desde diferentes puntos de vistas.

Las normas aprobadas el 14 de junio de este año suscitan pasiones y generan debate en la sociedad ecuatoriana y latinoamericana. Un foro se propone la valiosa tarea de sentar a la misma mesa cuatro ponentes con opiniones muy diferentes sobre el tema. Veámoslas.

El foro“Ley de Comunicación: varias visiones de análisis”, organizado por Participación Ciudadana y varios gobiernos y estudiantiles de universidades, el 29 de octubre, contó con la participación de cuatro ponentes, dos de ellos evidentemente a favor de este recurso legislativo y dos críticos. Cada uno de ellos tuvo 12 minutos de tiempo para exponer sus consideraciones acerca de esta ley.

A FAVOR:

El primero en tomar la palabra fue el catedrático Hernán Reyes, el cual enumeró algunos de los puntos que considera positivos de esta normativa: en primer lugar el hecho de determinar la información como un bien público “exactamente como lo es el agua”. Según él, es positivo que la ley prevea una serie de normas de contenido deontológico para quienes ejercen la profesión periodística; la ley no permite la censura previa pero si habla de mecanismos de responsabilidad sobre las informaciones que se difunden. Reyes considera además positiva la redistribución de frecuencias, el impulso a la producción nacional y la institución de una figura de “defensor de las audiencias” en todos los medios impresos, radiales y televisivos nacionales.

EN CONTRA:

Esteban Torres, asambleísta alterno de CREO, uno de los abogados que participó en la demanda de inconstitucionalidad de la ley, tiene otra opinión. Más allá de los contenidos de la ley, él cuestionó el procedimiento de aprobación de la ley que, expresó, no fue conforme al procedimiento normal ya que la Asamblea Legislativa discutió tres diferentes borradores del texto. Por eso, la demanda de inconstitucionalidad cuestiona “por forma” 54 artículos. 13 artículos en cambio fueron demandados “por contenido”, debido por ejemplo al hecho que la Constitución no prevé la información como bien público y, por ende, la actual ley estaría infringiendo el articulo 18 de la Carta Magna.

A FAVOR:

La Declaración Universal de Derechos Humanos, que enuncia los Derechos a la Libertad de Expresión, de Prensa y de Opinión, fue el primero de los temas abordados por el siguiente ponente: Rómel Jurado. “Como un territorio en guerra” dijo “la comunicación fue utilizada para ganar posiciones, por la significación de las ideas ya que, a través de la comunicación, se modela la conducta de los individuos”. Pero, agregó Jurado, la libertad necesita de posibilidad, es decir solamente soy libre si tengo la posibilidad de serlo. De allí, según él, la importancia de esta ley, de la cual resaltó el articulo 71 que define la comunicación como un espacio de encuentro y dialogo para la resolución de conflictos de interés colectivo.

EN CONTRA:

El último expositor fue el periodista Paul Mena quien, aún reconociendo ciertos aspectos positivos de esta ley (como por ejemplo el impulso a la producción nacional) se demostró crítico con respecto al establecimiento de la figura de “superintendente de comunicación”. La persona designada, en su opinión, no garantiza la objetividad necesaria, ya que siempre se ha demostrado muy crítico con los medios de comunicación privados. Según Mena, la ley tiene disposiciones ambiguas como el “linchamiento mediático”, no define que significa “interés público” y además tiene vacíos en otros puntos: no regula la propaganda estatal y no prevé mecanismos para garantizar que los medios públicos puedan ser plurales y cuestionar el poder público.