Informe sobre el desarrollo mundial de las telecomunicaciones/TIC 2010

Amigas y amigos, les compartimos la novena edición del Informe sobre el Desarrollo Mundial de las Telecomunicaciones/TIC que hoy difundió la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU). Les sugerimos su lectura dado que permite realizar una valoración de lo que sucede en nuestro  país en relación a la brecha digital y a las acciones que desarrollamos para su disminución.
Adjuntamos la versión en español.

Informe sobre el desarrollo mundial de las telecomunicaciones/TIC 2010 (1.64 MB 2011-01-31 07:37:10)

Prólogo
La novena edición del Informe sobre el Desarrollo Mundial de las Telecomunicaciones/TIC, que se publica a mitad de camino entre la celebración de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) de 2005 y la fecha prevista para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en 2015, nos brinda la posibilidad excepcional de realizar un examen intermedio y, por este motivo, daremos prioridad a los objetivos de la CMSI. Es también una forma de constatar que, si bien hemos logrado muchos avances en algunas esferas, nos queda aún bastante por hacer en otras.
Todo ello reviste una importancia decisiva en una era en que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) sustentan prácticamente todas las actividades de nuestro mundo moderno e inciden en todos los habitantes del planeta, hasta en quienes no tienen acceso directo a dichas tecnologías. A título de ejemplo podemos mencionar la distribución de alimentos, las redes eléctricas, el suministro de agua o el transporte de masas, actividades que en la actualidad responden al control y la gestión de redes y aplicaciones TIC.
Como se observa en el Informe, los avances logrados en el pasado decenio han sido impresionantes pues a finales de 2010 se registran en el mundo entero cerca de cinco mil millones de abonados a la telefonía celular móvil y casi dos mil millones de habitantes tiene hoy acceso a Internet.
Queda sin embargo muchísimo por hacer. En particular, tenemos que dar acceso asequible y rápido a la banda ancha a una gran mayoría de habitantes de todo el mundo. No olvidemos que, en la actualidad, tres cuartas partes de la población mundial sigue sin tener acceso a Internet. Por este motivo, necesitamos lograr una difusión rápida y equitativa de las redes de banda ancha que esté a la par del crecimiento extraordinario de las redes celulares móviles del decenio pasado.
Lo esencial –como revela este Informe– será reconocer que las redes de banda ancha aportan beneficios a toda la sociedad y podrán ser rápidamente rentables debido a los ahorros logrados mediante una prestación más eficaz de servicios fundamentales como la atención de la salud, la educación, la electricidad, el agua, el transporte y el cibergobierno.