Informática enlaza a tribunales penales

La red informática aplicada al sistema procesal penal ecuatoriano empieza a funcionar en los tribunales del área penal. Desde ayer el Quinto Tribunal Penal del Guayas fue el primero en quedar integrado, luego de que se hicieran las instalaciones respectivas y se capacitara a los empleados.

Darwin Murillo Lara, ayudante judicial Nº 2 del Quinto Tribunal Penal, mostró conformidad por el adelanto. “Con hacer un clic, en pocos segundos se puede obtener información de cualquier sector del país, y lo mejor de todo es que ya no se tiene que estar revisando las fojas de los procesos, porque todo está en la pantalla”, sostuvo.

Gabriel Noboa Ycaza, presidente de ese tribunal, manifestó que de esa forma los procesos podrán ser revisados desde la máquina, sin tener que acudir a los libros procesales, que ahora estarán en el archivo físico para cualquier comprobación.

Noboa destacó la facilidad que existe en el seguimiento de las causas, a través de la informática, con solo acccionar una computadora de la red.

Incluso estarán en contacto con otros tribunales y se podrá saber el estado de ciertas causas comunes entre varias judicaturas.

A Jorge Durán Díaz, segundo juez del Quinto Tribunal, le pareció excelente el adelanto, porque hasta se grabará la audiencia de juzgamiento.

 Lo bueno del sistema -precisó- es que desde una computadora de cualquier tribunal se podrá revisar una causa desde que ingresó al sorteo y conocer su historia procesal.

Ante cualquier duda se podrá consultar en el momento. El sistema tiene la ventaja de que la información está protegida, de tal suerte que solo las personas autorizadas pueden acceder a la información, destacó Durán.

Con las claves que les dé el Consejo de la Judicatura (CJ), tanto los jueces como la secretaria de cada tribunal podrán ingresar al sistema.

Las secretarias se encargarán de asignar, a cada uno de los tres ayudantes (por tribunal), lo que tienen que ingresar al sistema. Luego ellas revisan para comprobar que todo ha quedado conforme.

El sistema aligerará la redacción de las sentencias. Con lo que queda grabado, apuntó Durán, únicamente se tiene que revisar y editar lo que debe ir y cortar aquello que está repetido. “En definitiva, el trabajo se mejorará”, dijo.

Kléber Araujo, presidente de la Comisión Ejecutiva del CJ para instalar el nuevo sistema informático de causas penales, justificó la aplicación tecnológica, tras mencionar que la situación del seguimiento de causas era muy crítico, al punto que ni siquiera en las oficinas judiciales se podía obtener una información rápida.

Esta situación, dijo, obligó al CJ, en agosto de 2007, que a través de una resolución se  creara la comisión ejecutora, con el fin de implementar el sistema informático. “La modalidad ya funciona en Loja, Cañar, Esmeraldas, Carchi, Imbabura y tres provincias del Oriente”, sostuvo.

Si se llama a Loja, darán información inmediata de cualquier proceso, lo mismo que en otras provincias.

Dijo también que, ante la crítica situación del sistema judicial, el CJ ordenó que se instalara la red informática en los cinco tribunales penales de Guayas. Igual se hará en los próximos que entren en funcionamiento.

En cantones como Milagro, manifestó Araujo, el sistema funciona desde septiembre de 2008. En esos juzgados se pide alguna información y se la dan al momento.

Desde el miércoles anterior el CJ empezó la capacitación del personal y se tiene previsto que en 15 días los cinco tribunales funcionen en red.

El personal del Quinto Tribunal ya fue capacitado y ayer empezó su tarea. Hoy continúa la enseñanza para los otros grupos.

Araujo dijo que no se ha requerido de mayor inversión, porque los equipos que están en la Función Judicial, son los que se han utilizado para la instalación del sistema.

Explicó que la tarea fue desarrollada por judiciales que hicieron su aporte tecnológico y luego analizado por el CJ. En definitiva, el sistema es fruto del trabajo diario de los judiciales, dijo.

La modalidad que se aplica es liviana, pero de gran fortaleza, por lo que no requiere de la compra de plataformas ni de equipos que sirvan para sostener la base de datos.

En el primer piso de la Corte de Justicia del Guayas, dos técnicos del CJ preparan, en grupos de cinco, a los empleados, con el fin de que puedan estar capacitados para ingresar información al sistema.

“La necesidad: que haya más tribunales”

María de Lourdes Jurado, presidenta del Segundo Tribunal Penal, no mostró total conformidad por la aplicación de la informática. Si bien, dijo, ayudará en la elaboración de providencias, en el ingreso de datos y para las consultas, “no es la solución de la problemática que existe”.

Jurado cuestionó que la informática no significa menos trabajo, “porque si no se construyen más tribunales y salas de la Corte, y mientras no haya más fiscales y suficientes peritos, así continuemos trabajando como hasta ahora, en nuestras horas de descanso y días feriados, no podremos juzgar a todas las personas que estén bajo nuestra jurisdicción porque materialmente es imposible”, cuestionó.

La jueza recordó que cada tribunal recibe, por año, entre 600 y 700 causas, y solo tienen capacidad para juzgar apenas 150 casos.

Kléber Araujo, presidente de la comisión ejecutiva encargada de instalar el sistema informático, afirmó que los nuevos tribunales pronto funcionarán y que ya está la planificación para que ingresen a la red.

Advirtió que la infraestructura viene con todo el equipamiento.

Fuente: El Telégrafo

Los comentarios están cerrados.