“El sistema dice otra cosa pero nosotros y nosotras apostamos al Conocimiento Libre”.

coca

Relato de la primera semana de talleres.

Empezó en el oriente ecuatoriano el reto de reconocer el conocimiento abierto, libre y gratuito como la base para construir una sociedad nueva.
Puyo, Tena, Coca y Nueva Loja fueron las primeras ciudades en las cuales se realizaron los Talleres de Economía Social del Conocimiento. Fue el inicio de en un proceso que involucrará 24 ciudades de todo el país impulsados por la Red Infodesarrollo, con el apoyo de SENESCY y IAEN. Los talleres despertaron mucho interés y buena participación, sobre todo en el Coca donde se registraron 43 participantes. Una de las fortalezas de estos talleres es la participación de diferentes sectores, grupos y colectivos (jóvenes, ancianos, etc.) que a veces están invisibilizados en la sociedad.

cocaLa Corporación Cultural “Juego en Escena” abrió los talleres con tres obras de Teatro Debate, que presentan tres situaciones en las cuales el tener (o no tener) acceso al conocimiento tiene un impacto en nuestra vida cotidiana. Después de cada escena de teatro, las personas participantes están invitadas a opinar, dialogar con los actores y actrices e, inclusive, subirse a la tarima y transformarse de espectadoras a “especta-actoras”.

Cuando hablamos de Conocimiento Libre no estamos hablando solo de software. Es una filosofía mucho más amplia. Es la idea que compartir es mejor que el secretismo, que la cooperación es más efectiva que la competición despiadada. Sin embargo, nos dimos cuenta en esta primera experiencia, que la idea generalizada es que “Todo lo bueno cuesta” de tal manera que nos parece normal pagar por el conocimiento y, por ende, por nuestros Derechos. Por ejemplo, hemos interiorizado como normal que las medicinas tengan patentes que las hagan mucho más caras de su real costo de producción o el guardar información, por el miedo a la competencia y al individualismo.

cocaSi el conocimiento está abierto, libre y gratuito el desarrollo de la ciencia, la cultura, la economía, las artes se acelera.“Entienda que tenemos miedo, siempre hemos funcionado compartiendo y no había problema pero ahora sí que lo hay por culpa de otro sistema” expresó una participante en el Tena. Evidentemente el sistema hegemónico nos impone una visión competitiva y no colaborativa.

En todas las ciudades se trabajaron las principales temáticas en los que el sistema del conocimiento privativo (patentes, derechos de autor, etc) provoca problemas a nivel local. “Es interesante que las personas de la tercera edad fueron las que más insistían que el conocimiento debe ser libre y sobre la necesidad de una legislación que proteja el conocimiento de la privatización, sobre todo el conocimiento ancestral” cuenta Emerita Villareal, quien facilitó el taller en el Coca.

Algunos grupos han formulado propuestas locales para una generar la Economía Social del Conocimiento. En Nueva Loja, una participante ofreció compartir sus conocimientos para generTaller Tenaar material didáctico y juguetes para niños y niñas con discapacidad a partir de materiales reciclados (palos de escobas, ovillos de hijo, botellas plásticas). “El grupo tendrá su primera reunión este sábado y usará las redes sociales para promocionar sus productos y actividades” relata Katy Castillo, quien fue la facilitadora del taller de Lago Agrio.

Es el primer ejemplo concreto y sencillo de como podemos generar una nueva matriz productiva en base a una Economía Solidaria del Conocimiento. En las próximas semanas los talleres van a seguir recorriendo todo el Ecuador, próximas citas en Santo Domingo, Esmeraldas, Ibarra y Tulcán.

Escrito por Nicoletta Marinelli

 

Fotos taller de Tena

Fotos taller de Puyo

Fotos taller de Coca

Los comentarios están cerrados.