Economía del Conocimiento vs Conocimiento Privativo, una opinión.

Conocimiento libre – reflexiones

¿Todo lo bueno cuesta? Es la opinión general, reflejo del sistema económico hegemónico que nos influencia, pero ¿es esta la sociedad en la que queremos vivir? Algunas reflexiones en un articulo escrito por Beatriz Herrero, responsable de proyectos de Infodesarrollo y actriz, tras la realización de las primeras 4 funciones de Teatro Debate.

Primera experiencia del teatro debate “Conocimiento Secuestrado”

por Beatriz Herrero

El teatro debate  es una metodología de teatro participativo que se enmarca dentro del teatro del oprimido. Se orienta principalmente al empoderamiento y concientización de la población y a la construcción conjunta del conocimiento a través de la generación de un debate sobre problemas sociales y hechos injustos.

Conocimiento secuestrado aborda el tema del “secuestro” que sufre el conocimiento a través de dinámicas que todos y todas hemos interiorizado de tal manera que nos parece normal pagar por el conocimiento y en resumen pagar por nuestros derechos. La obra aborda tres temas a través de tres historias: la mercantilización de la salud, la biopiratería y el acceso a las nuevas tecnologías.

Durante la primera semana de trabajo hemos sacado algunas conclusiones que por una parte nos asustan y por otra nos dan esperanza.

Teatro debate Tena

Comencemos hablando de la primera historia que hace referencia a la mercantilización de la salud y la medicalización de la sociedad. La salud en la actualidad se encuentra mercantilizada, existe la creencia de que la salud de calidad “cuesta”. Esto lo observamos en dos aspectos, el primero la desacreditación del sistema de salud pública que pensamos tiene su origen en políticas públicas del pasado. Al abordar este tema, consciente de los esfuerzos del Ministerio de Salud por mejorar el sistema, sabíamos que nos arriesgábamos a que la crítica a la política a actual fuese mordaz. Sin embargo los esfuerzos han ido dando sus frutos pues en casi todas las ciudades en las que hemos trabajado hasta la fecha los aportes han tenido un carácter positivo y se evidencian las mejoras sobre todo en los hospitales públicos: las instalaciones, la atención y los tiempos de espera han mejorado considerablemente. Sin embargo sigue existiendo un conflicto en lo que se refiere a la atención primaria y a la medicina preventiva, si bien en algunas ciudades la atención primaria se realiza en el mismo día en otras hay que esperar aún algunos días para recibir la atención. Por otra parte parece que esperamos a estar gravemente enfermos para recibir asistencia, por lo que ésta debe ser de urgencia y no hay conciencia suficiente sobre la medicina preventiva.

Teatro debate en Puyo 2

Esta primera experiencia la hemos tenido en ciudades de la amazonia ecuatoriana donde en general los aportes relacionados con el uso de la medicina natural han sido amplios, sobre todo en lo que se refiere a medicina preventiva. Sigue existiendo no obstante la creencia de que la medicina natural o ancestral vive en una suerte de “informalidad”, informalidad que se considera negativa por encontrarse fuera del sistema.

Se sigue pensando, de una manera muy fuertemente interiorizada, que un médico al que se paga da mejor atención que el gratuito (gratuidad que no es tal pues pagamos todos y todas, con o sin papeles, con o sin trabajo formal) a través de los impuestos que tienen nuestros bienes de consumo.

 

Otro de los temas que se ha abordado en esta primera historia es el tema de las patentes farmacéuticas, si un médico privado es para personas con recursos y el público para los “pobres” ocurre lo mismo con las medicinas, existe la creencia por una gran parte de las personas participantes de que el medicamento genérico es de peor calidad, con menos dosis del principio activo y que debe utilizarse en caso de poseer recursos. El medicamento de marca es de mejor calidad y si una persona quiere curarse pronto debe hacer una inversión en su salud. Comprobamos que hay cierto desconocimiento técnico de las patentes, pues se piensa que hay genéricos de todo y que siempre existe la opción del “bueno” y el “malo” en función de los recursos económicos que se posean.

La segunda historia trata el tema de la biopiratería, cuanta la historia de Ramón y la crema de pico de gallina, creada con los conocimientos de toda la comunidad. La representante de una farmacéutica decide copiar la fórmula, patentarla y cerrar el negocio de Ramón. La primera reacción del público fue buscar soluciones para no compartir la fórmula e informarse como obtener la patente. En ese momento pensamos que todo lo visto en la primera

Taller teatro foto Tena 3historia no había servido para nada, las patentes demónicas la primera historia eran la mejor solución para la segunda historia. Empezamos a plantear entonces, a través de las improvisaciones, con quién podía Ramón compartir el conocimiento y con quién no: con los “gringos” no, con la gente de otras comunidades sí, con la mujer de la primera historia (la que no podía comprar los medicamentos con patente) tal vez sí, con la quiteña de la farmacéutica empezó a surgir la duda… así que seguimos por ese camino pues nos dimos cuenta de que la solución de patentar la fórmula del pico de gallina era una solución dentro del sistema, del sistema capitalista pero no dentro del sistema ancestral de las comunidades que tienen dos opciones, o se dejan absorber por el sistema o mantienen el suyo y se arriesgan enormemente. A esta conclusión llegamos gracias a la intervención de una mujer en Tena que nos miró muy seria y dijo: “Entienda que tenemos miedo, siempre hemos funcionado compartiendo y no había problema pero ahora sí que lo hay por culpa de otro sistema”.

Teatro foro Coca

Y pasamos a la última historia, la de Pepa y Javier, que son artesanos, ambos fabrican juguetes pero Javier ha invertido casi $1000 en una computadora, formación y software, las ventas le van muy bien. Pepa se interesa y le pide que le explique pero Javier no quiere arriesgarse, le da miedo que Pepa le robe las ideas y el negocio. Los aportes fueron variados y muy concretos. La primera idea que suele surgir es proponer que Pepa reciba capacitación en el SECAP donde aprovechamos para hablar también de la red de Infocentros del país. Nos parece una buena opción pero tal vez un poco individualista, algo así como “si tú no me lo das ya me lo busco yo, y encima gratis”, aunque gratos ya sabemos que no es tan bueno, porque todo lo bueno cuesta, incluido el software. La siguiente propuesta que se suele hacer es la del trueque, pero cuando le hacen la propuesta a Javier él propone un intercambio desigual hasta que suelen llegar a un acuerdo justo. También tocamos un poco en esta historia la desigualdad que hay en el acceso a las TIC, pues la mujeres, sobre todo las rurales son las más desfavorecidas en este sentido aunque no se suelen hacer muchas aportaciones en cuanto a este tema.

Hasta aquí las primeras experiencias que nos hacen ver que vivimos, como decíamos antes, en una sociedad cada vez más individualista, una sociedad del “todo cuesta” pero confiamos en cambiarlo.

9 comentarios de “Economía del Conocimiento vs Conocimiento Privativo, una opinión.

  1. Pingback: Webflow Developer

  2. Pingback: ts escorts

  3. Pingback: ascot kettle review

  4. Pingback: creative search engine

  5. Pingback: 사다리사이트

  6. Pingback: Funny dog and cat animal videos

  7. Pingback: เบอร์มงคล

  8. Pingback: รับทำเว็บไซต์

  9. Pingback: check over here

Los comentarios están cerrados.