Los datos sensibles están expuestos

Uno de los riesgos a los que se exponen los usuarios  que no toman  precauciones a la hora de acceder a una computadora en un  cibercafé es el robo de información sensible, como contraseñas o números de tarjetas de crédito. Francisco Rodríguez Clavijo advierte que  en muchos equipos puede estar instalado, sin conocimiento del administrador del local, programas espía. 

A través de estos programas,  un ciberdelincuente puede robar  nombres de usuario y contraseñas, lo que en último término se   traduce en un robo de  dinero o en una suplantación de identidad.

Franklin Checa, propietario del cibercafé  Chekcenter, ubicado en la avenida Amazonas, indica que para reducir este   riesgo  tienen  un programa informático que les permite borrar  información sensible. “Este programa lo utilizamos en todas las máquinas y es capaz de eliminar hasta los  archivos temporales”.

Checa advierte que siempre corren el riesgo de que algunos usuarios instalen programas de dudosa procedencia, pero  siempre aplican los correctivos por  seguridad de los clientes.

Ramiro Andrade, usuario, comenta que cada vez que visita un cibercafé toma algunas medidas. “El navegador Internet Explorer, por ejemplo, guarda un registro de los sitios visitados. Por eso es necesario borrar cualquier rastro que pueda ser empleado por personas ajenas”.  

Cuando el cibernauta ha finalizado su navegación debe dar una pulsación en la  opción Herramientas del Explorer y elegir Opciones de Internet.  Se desplegarán algunas opciones, entre ellas, eliminar ‘cookies’ (un archivo de texto)  borrar historial y  otros. Hay que eliminarlos todos.

Fuete: Diario el Comercio

Los comentarios están cerrados.